Patria, la necesidad de perdonar

A estas alturas de la película, ya casi todo el mundo ha oído hablar o ha leído Patria, el bestseller de Fernando Aramburu, uno de los libros más comentados y elogiados de la literatura española reciente.  Aún así, voy a escribir una entrada sobre este libro, aunque cambiaré el enfoque que en principio pensaba darle.

Todos sabéis que trata sobre dos familias vascas, antes muy amigas, que dejan de serlo cuando el hijo de una de ellas, Joxe Mari, se hace simpatizante de ETA primero y, más tarde, terrorista. El amor que siente por su hijo lleva a Miren, su madre, a radicalizarse. Mientras tanto, el padre de la otra familia, el Txato, no acepta pagar el impuesto revolucionario exigido por la banda terrorista y es asesinado. Tras el asesinato, su viuda Bittori, que para entonces ya no se habla con su amiga Miren, abandona el pueblo y se va a vivir a San Sebastián. Cuando ETA anuncia el fin de la lucha armada, Bittori vuelve al pueblo y emprende entonces, con la ayuda de la hermana de Joxe Mari, una campaña para averiguar quién fue el encapuchado que mató a su marido.

En un primer momento, pensé en contar en esta entrada lo que me inspiraban cada uno de los personajes principales de esta estupenda novela, pero ahora siento que de lo que quiero hablar es únicamente de Bittori. Entiendo perfectamente la necesidad que siente de saber quién mató a su marido pero me llama mucho la atención el deseo que tiene de perdonar.

Bittori me ha hecho plantearme por qué se necesita perdonar, incluso lo he buscado en Google. Y he dado con la respuesta en dos niveles.

El primero, válido para los creyentes, explica la necesidad de perdonar para conseguir el perdón propio. Incluso en el Padrenuestro se indica explícitamente: “perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden”. Sin embargo, esta explicación no es válida para Bittori, que ha dejado de creer.

El segundo, de índole psicológica, explica esa necesidad para dejar atrás sentimientos negativos como el odio, la amargura y el rencor, que impiden a quien los tiene disfrutar de la vida. Pero esta explicación tampoco es válida para Bittori, quien (SPOILER) va a morir en breve y no tiene futuro del que disfrutar.

Entonces, ¿por qué Bittori necesita perdonar antes de morir? He intentado “meterme en sus zapatos” para encontrar la respuesta. Creo que Bittori necesita perdonar para poder morir en paz. Me parece que cuando te han hecho tanto daño sólo te puede calmar que quienes lo ocasionaron lo reconozcan y lo lamenten. Bittori tenía esa cuenta pendiente: enfrentar a quienes tanto la hicieron sufrir con las consecuencias de sus actos.

Ayer todos los periódicos y televisiones informaban sobre el comunicado emitido por ETA en el que la organización admite el daño causado por los atentados cometidos a lo largo de más de 50 años y pide perdón a parte de las víctimas, “los ciudadanos y ciudadanas sin responsabilidad en el conflicto”. Con motivo de este comunicado Josu Elespe, hijo del primer concejal socialista asesinado por ETA, ha concedido una entrevista al diario El País. Elespe, que califica el comunicado como de un “paso pequeño”, fue una de las víctimas de la banda que aceptó reunirse con un preso disidente que le pidió perdón cara a cara y dice que de ese encuentro salió reconfortado. Pero también señala que no todas las víctimas quieren que les pidan perdón de esa manera. Esto también queda reflejado en la novela de Aramburu, en la que los hijos del Txato mantienen una actitud completamente distinta a la de Bittori, a la que no acaban de entender. En cualquier caso, sea cual sea la posición de las víctimas a este respecto, TODAS ellas merecen respeto y el comunicado de ETA de ayer no se lo da.

 

X.A.G.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *